LA CRUDA REALIDAD DE LA BOLSA DE VALORES

Cada vez que se produce una compraventa de acciones hay uno que se equivoca.

Procure no ser usted, amable lector.

 

Anuncios

4 comentarios en “LA CRUDA REALIDAD DE LA BOLSA DE VALORES

  1. Hola, la bolsa es un mercado especulativo que es lo mismo que decir ” te vamos a robar el dinero en el primer descuido”

    En la bolsa se puede ganar, mucho ademas, desde que las posiciones apalancadas están de moda.

    Mi consejo al pequeño inversor ( el pez pequeño ) es siempre el mismo… espera a que el precio este donde tu quieres… paciencia… mucha paciencia y el éxito esta garantizado ¡¡

    Es lo que hago yo… que soy un pez pequeño, ( de momento ).

    Le gusta a 1 persona

    1. Amigo OscarGold, le felicito por su comentario tan acertado. Sin embargo, conviene puntualizar, aunque sea a manera de aviso a los navegantes menos experimentados, que hay que ser extremadamente prudentes con el apalancamiento ya que un informe de la CNMV de hace unos meses afirma que tres de cada cuatro pequeños inversores que recurren a él, pierden dinero.
      Por otra parte, estoy seguro de que si aplica usted la filosofía que refleja en su comentario, terminará convirtiéndose en un pez grande. Al menos, eso espero.
      Un saludo.

      Me gusta

  2. Mi problema en nolsa es elnsiguiente: después de tener infinita paciencia para q el valor se sitúe al precio q yo quiero, cuando lo hace, soy incapaz de vender. Luego el precio baja y me lamento por la oportunidad perdida. Al cabo de 2 días mi pánico intrínseco es tal q sólo pienso en cerrar la posición al precio q sea siempre y cuándo éste sea mayor q el precio de compra y ya no me planteo si podrá subir o no sino q en mi cabeza ya se instaura el miedo a perder y necesito deshacerme de las acciones q con tanta paciencia y táctica había preservado.
    ¿Alguna solución para esto?
    Se aceptan sugerencias.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Antonio:
      Para su tranquilidad, he de decirle que su problema es el mismo de una inmensa mayoría de inversores. En numerosas ocasiones es mucho más fácil decidir cuándo entrar en un valor que cuándo salir del mismo.
      Los hay que se encariñan con una empresa determinada y les cuesta trabajo deshacerse de ella; en este caso hay que tener claro que cuando compramos una determinada acción no nos estamos casando con ella y cuando observemos que empieza a debilitarse hemos de soltarla.
      Otra opción sería la que apunta Malkiel en su obra «Un paseo aleatorio por Wall Street», es decir, crear una cartera que replique un índice y mantenerla ya que sabe usted muy bien que cada compra o venta de acciones lleva aparejada una serie de tasas y comisiones que menguan las ganancias o amplifican las pérdidas. Esta táctica suele dar resultado a largo plazo.
      Por otra parte, tampoco es recomendable intentar exprimir las ganancias al máximo porque corremos el peligro de quedarnos atrapados si la cotización se da la vuelta.
      En consecuencia, lo más práctico es aplicar la máxima de que es conveniente dejar que el último euro lo gane otro.
      Muchas gracias y un saludo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s