VICTOR HUGO, MON AMOUR O LAS CLOACAS LINGÜÍSTICAS DE LA BOLSA DE VALORES

MAÑANA, AL ALBA

Mañana al alba, cuando blanquean los campos,

Iré. Ya ves, yo sé que tú me esperas.

Iré por el bosque, por la montaña.

No puedo estar lejos de ti más tiempo.

 

Caminaré con los ojos fijos en mis pensamientos.

Sin ver nada fuera de mí, sin oír ningún ruido.

Sólo, ignorado, la espalda encorvada, las manos cruzadas

Triste, y el día para mí será como la noche.

 

No miraré ni el oro de la tarde que cae,

Ni las velas a lo lejos bajando hacia Harfleur,

Y cuando llegue, pondré sobre tu tumba

Un ramo de acebo verde y de brezo en flor.

Victor Hugo

————–

¡Qué extraño es el hombre! ¡Qué cambiantes sus sentimientos! ¡Qué caprichoso el azar! Hoy repudiamos lo que ayer deseábamos y buscamos lo que ayer tuvimos.

Ayer fui feliz, hoy estoy triste. Sin embargo, no hay ninguna razón para este cambio. Los días como hoy me refugio en la poesía. He leído una y mil veces un poema de Víctor Hugo. Sé que dicha lectura no me ayuda a superar la melancolía.

Conozco el poema de memoria, no necesitaría leerlo, pero lo hago, y lo voy desgranando verso a verso, palabra a palabra, sílaba a sílaba. ¡Cuánto dolor encierra! ¡Y pensar que aún vivió cuarenta y tres años con ese inmenso dolor!

Puedo seguir así horas y horas, absorto, ensimismado, pero decido volver a la realidad y cambio de lectura. Sigo con Víctor Hugo, tomo en mis manos una de sus obras cumbres, Los miserables, todas las obras de Víctor Hugo son obras cumbres. Víctor Hugo puede ser estudiado desde múltiples puntos de vista, es escritor, político, lingüista, historiador, sociólogo…

Busco lo que escribe sobre el argot y leo. El argot, afirma, representa los bajos fondos de la lengua, los bajos fondos de la sociedad. Idioma abyecto que chorrea fango, idioma pustuloso en que cada palabra parece un anillo inmundo de un monstruo tenebroso.

Pero el horror no puede excluir su estudio, ¿desde cuándo la enfermedad aleja al médico?, ¿podemos imaginar un naturalista que rehúse el estudio de la víbora, el murciélago, el escorpión o la tarántula con la excusa de que son repugnantes?

Para Víctor Hugo el argot es la lengua de la miseria porque está retratando tanto la gloria como la sordidez de la sociedad de mediados del siglo XIX. Pero el argot es atemporal y ajeno a las clases sociales. Lo encontramos en cualquier colectivo sin importar el lugar en que habite o la actividad a la que se dedique.

Podemos oír a un crítico taurino hablar de un toro abanto y lo estará haciendo de un toro difícil. A un médico decir que va a la habitación 13 y estará diciendo a un colega que va a tomar café. Si los reclusos hablan de pipas, hablan de armas. Si el trader aconseja ponerse largo, está convencido de que la bolsa subirá. Si, por el contrario, cree que la bolsa bajará, se pondrá corto.

Si el analista técnico dice que ha detectado un hombro-cabeza-hombro, será mejor huir de la bolsa, pero si añade la palabra invertido, el consejo será el contrario.

Hablará de ondas de Elliot y sabremos en qué punto nos encontramos dentro de la tendencia alcista o bajista. Hablará de retrocesos de Fibonacci o, simplemente, hablará de Fibo para adivinar hasta dónde alcanzará la subida o la bajada de las cotizaciones.

Así, podemos coincidir con el profesor Iorgu Iordan en que el argot es una lengua especial propia de un grupo social muy bien definido.

Y es que, como apunta el sociólogo Amando de Miguel, la verdadera función de toda jerga es doble: identificar a los iniciados y confundir a los extraños.

Confundir, no otra cosa consigue el médico que recomienda a otro dar obecalp al paciente y lo único que ha hecho ha sido invertir la palabra. Es lo que los franceses han bautizado como verlan que consiste en crear nombres argóticos invirtiendo las sílabas, y el propio nombre es argot.

¿Qué consigue el experto bursátil cuando habla de flujo de dinero de Chaikin, rsi de Laguerre, índice Ulcer, vix, trix, bandas de Bollinger, estocástico, ciclo cibernético, túnel de las Vegas, canales de Keltner, sar parabólico, bear power de Elder Ray, curva de Coppock? Tratar de identificar momentos óptimos para entrar en bolsa y que sólo los iniciados como él lo entiendan.

Pero hay que renovarse o morir. Y aparecen nuevos términos: forex, harami, doji, morning star, ichimoku, hammer, estrella fugaz, marubozu.

En ocasiones nos confunde el argot. El capitalista en el mundo del toro no es alguien acaudalado sino la persona que tiene como función sacar a hombros a los matadores que han triunfado. Cuando el médico califica una enfermedad como idiopática tal vez nos deje boquiabiertos pero únicamente está reconociendo que no tiene una explicación para nuestro mal. Cuando el analista bursátil habla de una cuña ascendente está diciendo que se prevén descensos en las cotizaciones. Porque cuando el argot pierde su sentido críptico, su significado enigmático, pierde su razón de ser.

El capitán CC Rebollo habla argot cuando dice popa y proa. El actor habla argot cuando dice bajarse a la corbata. Cuando el jugador de bingo canta los dos patitos, habla argot. Si dices que te irás de picos pardos, estás hablando argot. Si el broker dice que observa un HCH en el chart y que el MACD presenta una divergencia alcista, está hablando argot.

Cada palabra, cada expresión argótica es una máscara donde se esconde una idea, una opinión.

Cada grupo inventa su argot, su lengua de combate para defenderse del intrusismo. Históricamente una lengua se ha defendido con un ejército, pero el argot se defiende confundiendo a los indiscretos, a los advenedizos, a los entrometidos, como los accesos en zigzag de una fortaleza confunden a los atacantes.

En consecuencia, querido lector, si, por azar, está pensando entrar en bolsa, empiece por estudiar con ahínco sin olvidar que el que estudia y no practica es como el que ara y no siembra.

 Salvador Luque

Fibonacci-2

Anuncios

8 comentarios en “VICTOR HUGO, MON AMOUR O LAS CLOACAS LINGÜÍSTICAS DE LA BOLSA DE VALORES

    1. Hola Elpaci:
      Ante todo, muchas gracias por su comentario.
      En cuanto a lo que dice de que debe llevar mucho tiempo la elaboración de este tipo de posts he de decirle que lleva usted razón.
      Sin embargo, aplicando el dicho español de que sarna con gusto no pica, es fácil entender que lo hago con placer e ilusionado al constatar el éxito que está teniendo entre los lectores, pues, hasta la fecha, he recibido visitas procedentes de más de setenta países de los cinco continentes.
      Por ello, y porque espero no defraudarle en sus próximas visitas, trataré de seguir por el mismo camino.
      Un saludo.

      Le gusta a 1 persona

    1. Hola OscarGold:
      Muchas gracias por tus palabras.
      Yo también he visitado tu blog y he de decirte que he quedado impresionado por tu saber acerca del mundo bursátil. Puedes estar seguro de que se lo recomendaré a mis amigos.
      Un saludo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s